Honorable Concejo Deliberante

de Adolfo Gonzales Chaves​

Se impuso el nombre de Eduardo Vicente Chiara al predio del ferrocarril de De la Garma.

Compartir esta publicación
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Se realizó en la localidad de De la Garma, la décima segunda sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante, con motivo de tratarse la imposición de nombre Eduardo Vicente Chiara al predio del ferrocarril de la mencionada localidad.

En una sesión cargada de emotividad y con el cumplimiento de las medidas de prevención y seguridad, de la que participaron familiares, amigos, alumnos y personal de la Escuela Secundaria N° 1, tuvo lugar un emotivo homenaje al concejal Eduardo Chiara, querido y conocido por todos como una persona que permanentemente brindaba su ayuda y colaboración a su querida localidad, de larga trayectoria, compromiso y calidad humana.

El recuerdo y las cualidades humanas de Eduardo se hicieron notar en cada una de las expresiones de sus compañeros de bloque como así también del resto de los bloques que integran el cuerpo deliberativo. El proyecto de ordenanza referente a la imposición de nombre, fue aprobado por unanimidad.

A continuación, transcribimos los diferentes mensajes de la comunidad de De la Garma.

El Predio Eduardo Vicente Chiara contiene añoranza, nostalgia, pero late en el mismo una dinámica y un formato de relaciones sociales que los y las garmenses adoptamos y disfrutamos, formateados por la participación y el encuentro colectivo. Durante la gestión de Eduardo esas características fueron una constante, conteniendo como eje la revalorización del ESPACIO PUBLICO, espacio para lo comunitario… Lugares descampados transmutaron en una pileta, en semilla para un futuro hogar, en un sueño a cumplir… verdes para hacer latir de gentes… Nacida en De la Garma viví muchas acciones comunitarias hermosas, valiosas… pero las sensaciones, la emoción de una comunidad compartiendo y disfrutando algo en común la vi en su periodo de gestión… Recuerdo los Juegos de Verano. No eran solo noches hermosas de competencias divertidas, creativas, muchas veces enternecedoras… no, era ALGO más; era el programa que tenía todo el pueblo, ese pueblo que quizá no accedió a unas vacaciones afuera, ese que vive cada día acá en este apacible y bello De la Garma, pero que muchas veces nos falta que hacer o el cómo brindar acompañamiento y contención tan necesaria en cualquier edad o condición… allí los juegos y con una inigualable capacidad de convocatoria que se plasma cuando se responde a una necesidad. Solo un ejemplo para gratificar formatos que dejaron huellas. Accesible, libre y gratuito: siempre…. Basado en el trabajo voluntario de mucha gente también. El predio es un icono del espacio público como encuentro de actividades, de democratización de toda propuesta. Siempre será usado, habitado así. La marca es indeleble. Eduardo por siempre.
UNION VECINAL – DLG

RECONOCIMIENTO DEL CLUB DEPORTIVO GARMENSE A EDUARDO V. CHIARA.
Eduardo, el Club Deportivo Garmense se suma a este merecido homenaje en tu nombre, recordándote como una maravillosa mezcla de ideas brillantes, quiméricas, de ilusiones, historias, amor por nuestro club. La gran familia del verde se siente afortunada de saberte parte importante de ella.
Como un contrasentido sentimos tu ausencia, pero también tu presencia porque dejaste una profunda huella, dejaste tu impronta, tu sello, tu marca en muchos espacios y actividades que se desarrollan en el Club.
Como integrante de la Sub Comisión de Futbol te comprometiste y alentaste, tanto a los niños como a los jóvenes, para que se interesaran y disfrutaran de la práctica de este deporte, allí estuviste con tu sonrisa franca, con tu liderazgo y tu poder de persuasión, acompañándolos.
Tu entusiasmo fue el motor que movilizo a mucha gente, tanto de la Comisión Directiva como de los Subcomisiones, socios, simpatizantes y colaboradores, para que la Institución estuviese presente en las ediciones de la Fiesta Provincial del Trigo, destacándose por su organización y dejando bien en alto el nombre del Club Deportivo Garmense.
También destacamos como cambiaste la fisonomía en alguna de las instalaciones de la Instalación: en primer lugar, la cantina, transformándola en un lugar cálido y acogedor para las reuniones sociales; así también la esquina, convertida en una cervecería, espacio agradable y exquisito producto de tu buen gusto y tu sentido de la estética.
Tu partida, coincidente con el cumpleaños número 100 del Club, nos dolió y aun nos duele, pero nos diste miles de razones por las cuales sentir una profunda gratitud hacia ti.
Consideramos que este antiguo poema escoces titulado “Seguir adelante” pone en palabras los sentimientos de ésta que fue tu gran familia del verde:
Puedes llorar porque se ha ido o reír porque ha vivido.
Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado.
Tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver o puede estar lleno del amor que compartiste.
Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda o puedes hacer lo que le gustaría a esa persona: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir adelante.
Y así lo haremos: SEGUIR ADELANTE.
Solo nos resta decir GRACIAS EDUARDO, gracias por ser parte importante de la historia de nuestro Club.

Hoy es necesario hablar…
Es necesario hablar de todos aquellos que nos han marcado la vida, como pueblo, como amigos, como sociedad…
Aquellos que caen del cielo, así como por casualidad, pero con causa. Que parece que ya están como de siempre, pero que un día de esa eternidad, nos damos cuenta que ya no estarán. O sí, pero no como estuvieron hasta hoy.
Por eso queremos hablar de vos, que, así como de golpe te nos fuiste.
Queremos hablar de vos, Eduardo Vicente Chiara. Para nosotros el “Mel” nuestro Mel Gibson.
Queremos hablar de locura, de amor, pasión y constancia.
Queremos hablar de humanos,
De errores y aciertos;
O tal vez queremos hablar de puntos de vista,
De subjetividad, de utopías atravesadas y marcadas como a fuego en una identidad.
Queremos hablar de noches incansables juntos.
De proyectos realizados, de otros inconclusos.
De tiempos de calma y tiempos de guerra. Más que tiempos de guerra, tiempos de batallas.
Queremos hablar de facetas, de momentos diversos de la vida.
Porque cada momento nos sitúa en un lugar único.
Queremos hablar de lucha, de cansancio, de sacrificio. Pero también de logros, de metas y objetivos.
Queremos hablar de esa imperfección,
Hablar de vida, a veces corta, a veces extensa;
Muchas otras veces INTENSA.
Hablemos en general y hablemos de vivir, de sentir, de llorar…
Pero no podemos no hablar en particular, y así hablaremos de proyectos tangibles.
Hablemos de noches, boliches, fiestas…
Hablemos de locuras, de amor…
Hablemos de proyectos monumentales.
Hablemos de almas jóvenes, aunque ya se pinten canas o ya no se tengan pelos.
Hablemos de grupos y amigos, de esos de De la Garma, de esos amigos Garmenses, hablemos de nosotros porque aun te sentimos acá.
Y si hablamos de Amigos Garmenses hablaremos de peleas, de gritos, de puteadas…
Hablemos de abrazos y perdones…
Hablemos de no tener miedo a que todo falle.
Hablemos de posibles soluciones.
Hablemos de ascender al cielo, sí, pero una Ascensión verdadera, que nos despegue los pies del piso
Hablemos de luz, de iluminar…
Hablemos de aquellos días del niño, de los pesebres vivientes y de los Vía Crucis.
Hablemos de Fueguitos, de esos que iluminan fuerte, aun cuando ya no están.
Hablemos de cien fuegos, en el cielo y brillando, explotando y llenando de vida…
Hablemos de llenar de luces una iglesia en su cumpleaños número 80
Hablemos de subirse a lo más alto y ponerle el hombro.
Hablemos de construir palacios, de esos que parecen de verdad pero que entran en el patio de una casa.
Hablemos de abrir puertas, abrir tu casa, llamar gente y entregar el corazón.
Pero no solo hablemos de nosotros, hablemos de todos…
De juegos nocturnos y la eterna juventud,
De esas carreras del “De la Garma corre”,
De soñar con un natatorio municipal con pileta climatizada,
De apostar a los juegos bonaerenses,
De darlo todo en cada Aniversario de nuestra localidad,
De jugársela por traer a Elizondo a un partido de futbol del Club Atlético Agrario,
De salir del pueblo para demostrar que el Club Deportivo Garmense podía lucirse en la Fiesta Provincial del Trigo,
Hablemos de cooperadoras, instituciones, empresas,
Hablemos de tener arsenales para lo que sea…
Hablemos de perder, de buscar, de encontrar.
Hablemos de gestionar, hablemos de hablar por teléfono, hablemos de llegar tarde o no llegar.
Hablemos de persistir a todo y a todos…
Hablemos guardarse todo y pensar, más que en uno, en el otro. Hablemos de guardárselo, pero solo para sacarlo después.
Sacarlo para liberarse.
De eso tenemos que hablar.
Porque nosotros siempre hablaremos de vos Eduardo “Mel”…
Gracias por ser parte de Amigos Garmense.
Sandra y Alfredo Crespo, Martín Gonzalez, José Rivas, Luis Soldavini, Mercedes Moleres, Marina Preciado, Pedro Knudsen, Tomás de La Lama y Patricia Schmit.

Por este medio, nosotros, como compañeros de quien fuera Eduardo Chiara Presidente por un periodo de VECOSE, honramos su memoria acompañando este momento de homenaje con la imposición de su nombre a este predio público. –
Hacemos llegar nuestro saludo a los familiares y la comunidad. –
Integrantes VECOSE.

Edu!!!, mi gran amigo y hermano de la vida, doy gracias a Dios, por haber podido ser parte de tus hermosas y alocadas ideas!!
Gracias a Guille y a todos los que hicieron posible este muy merecido reconocimiento.
Y solo quisiera agregar parte de algo muy lindo que he leído…
“Los hombres que “viven” no se mueren nunca,
Se duermen de a ratos, de a ratos pequeños…,
“A veces es más triste vivir olvidado
Que morir mil veces y ser recordado…”
“Si me extrañas mucho, búscame en el campo,
En la radio, en el sitio ese que me gustaba tanto…”
Ahí te voy a buscar cada vez que vuelva a nuestro querido pueblo.
Te quiero y te extraño amigo mío.
Mariana Ricau.

De la Garma, 26-08-2021
EDUARDO:
Buenazo, optimista, motivador, soñador de utopías que eras capaz de trasformar en realidad. Siempre sonriente y dispuesto a dar todo a cambio de nada. Así eras Edu y así te recordaremos. Sin lugar a dudas, con vos en el Cielo, ganó una gran persona y la Tierra, nosotros, tú De la Garma querido, perdió una luz brillante que irradiaba fuerzas para realizar lo que parecía imposible. Ahora brilla para vos la luz que no tiene fin. Gracias por tanto Edu, siempre tendrás un lugar privilegiado en nuestros corazones y en nuestros recuerdos, esperando un día, encontrarnos en la Casa del Padre. Dijo JESUS: Yo soy la Resurrección, el que cree en mí, aunque muera, VIVIRA. – Juan 11 (25)
Parroquia Nuestra Señora de Luján.

De la Garma, 26/08.
A Tina y a Walter
A Chicha, Pacho, familiares y amigos
Al HCD de AGCH
A la Comunidad
“CUANDO UN AMIGO SE VA, QUEDA UN ESPACIO VACÍO” …
Resulta altamente significativo que este reconocimiento a Eduardo, se realice en una querida institución como es la Escuela de Educación Media N° 1, hoy Escuela Secundaria N° 1, donde compartimos con él una etapa inolvidable de formación secundaria.
Durante esos años disfrutamos la adolescencia alegre y espontánea, donde él mostraba su espontaneidad creativa, pensando el tema de una carroza, o la organización de un festival infantil y tantas e innumerables anécdotas.
Esta personalidad ÚNICA, tan luminosa, solidaria y receptiva, tenía su raíz en “Chicha y Pacho”, pilares de una familia fraterna.
Culminada esta etapa los vínculos de amistad se profundizaron y compartimos con él y con Tina la llegada de Walter. Su actitud de servicio y participación quedo demostrada en distintos ámbitos, hoy realzamos el estar en este lugar donde trabajo como cooperador, durante muchos años, en forma incondicional.
Como compañeros y compañeras de la Promoción 81, acompañamos y agradecemos la imposición del nombre “Eduardo Vicente Chiara” al predio del ferrocarril de nuestro pueblo, un lugar más para recrear los hermosos momentos vividos y las acciones de un promotor comunitario “por excelencia”. Todas inclusivas, dadoras de derecho y de una magnitud que pusieron a nuestro pueblo en el lugar que sus habitantes merecemos.
“Cuando un amigo se va, hoy, queda el predio Eduardo Vicente Chiara”.

Otras Informaciones

En que te puedo ayudar?