Banca Ciudadana: Vecina reclama servicios en el barrio de las 182 Viviendas

Share on facebook
Share on twitter

Este jueves 23 de agosto sesionó el HCD. Por segunda vez en el presente período fue utilizada la “Banca Ciudadana o Banca Abierta”, herramienta de participación que fue incorporada por ordenanza 3007 en el mes de noviembre de  2012.

En este caso, la vecina Tamara Villanueba, hizo uso de la palabra refiriéndose a los pormenores a los cuales se enfrentan los adjudicatarios de las viviendas del barrio 182 viviendas.

Estimada Presidente del Honorable Concejo Deliberante, concejales de los diferentes bloques, público en general.

Me encuentro hoy haciendo uso de la Banca Ciudadana en representación de mis vecinos, adjudicatarios del barrio “182 viviendas” debido a que es necesario poder obtener respuestas y soluciones a las diferentes problemáticas a las que nos enfrentamos.
Las viviendas fueron adjudicadas en diferentes momentos y a diferentes gremios, sindicatos y a trabajadores ajenos a los mismos; es necesario recordar que al momento de la firma del acta precaria de tenencia se nos menciona el número de vivienda junto con un plan para poder así visibilizar la ubicación de nuestras viviendas; en el acta en que firmamos nos dice que conocemos el estado en que se encuentran… ¿Cómo saberlo sin ver previamente la construcción existente? Tomando en cuenta que no todos tenemos conocimiento sobre albañilería para poder revisar las casas y conocer si realmente se encuentran en un 50% de construcción como dice el acta de tenencia precaria.
En el momento de la firma, recuerdo que no se encontraba el intendente municipal pero si la secretaria de gobierno Ana Ferrario, le realizamos  diferentes preguntas:
¿Qué sucedería con los servicios? A lo que respondió que a lo sumo en 3 meses contaríamos con el servicio de cloacas, agua y luz… ya de esto pasaron 5 meses.
¿El agrimensor seria puesto por el municipio? ¿Tendremos alumbrado público? ¿Realizarán los pozos sépticos hasta que tengamos las cloacas?
A todas nuestras preguntas, las respuestas fueron de lo más complacientes conformándonos en ese momento.
Para nosotros el poder acceder a a vivienda propia es un sueño que nos genera ilusiones, representa la lucha de años, el trabajo incansable de trabajadores que vemos hoy como se van trucando nuestras esperanzas.
¿qué reclamamos? Que se cumpla con el derecho a una vivienda digna, haciendo referencia no solo al derecho de toda persona de dispones de cuatro paredes y un techo donde encontrar refugio, sino que también implica acceder a un hogar y a una comunidad seguras en las que vivir en paz, con dignidad y salud física y mental. Ejemplo paradigmático de la interdependencia entre los diferentes derechos humanos, garantizar el derecho a una vivienda adecuada es algo esencial para garantizar el derecho a la familia, a la no injerencia en la vida privada, a la seguridad personal, a la salud y, en definitiva, para asegurar el derecho a la vida.
El derecho a una vivienda adecuada se halla reconocido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). El artículo 11 de este pacto establece:  “el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de existencia”. Asi los gobiernos locales signatarios del pacto deben desarrollar políticas que garanticen este derecho, priorizando la atención a los grupos más vulnerables. Para hacerlo, el Comité DESC de las Naciones Unidas considera que, independientemente del contexto, hay algunos elementos que hay que tener para que la vivienda se pueda considerar adecuada: a) seguridad jurídica de la tenencia; b) disponibilidad de servicios materiales e infraestructura; c) gastos soportables; d) habitabilidad; e) accesibilidad; f) lugar y, g) adecuación cultural.
¿Cómo es posible considerar que esas paredes solas, en un terreno que no se encuentra ni siquiera nivelado, se encuentra habitable?
No contamos con alumbrado público, lo cual ha generado diferentes situaciones de inseguridad; se proporcionó un medidor de obra por sindicato por lo cual no pudimos comenzar en muchos casos las obras de acondicionamiento.
No contamos con diferentes servicios básicos, como las cloacas siendo que en los casos donde se acceden a las viviendas por medio del listado de discapacidad se debe asegurar el acceso a las mismas en la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.
Les invito a realizar un simple ejercicio, suena la alarma en la mañana y como todos los trabajadores nos despertamos cuando todavía no amaneció, intentan prender la luz pero resulta que la térmica salto ya que muchas casas se encuentran conectadas en un medidor de obra; lo solucionan, luego ponen el agua para el mate… segunda complicación, no cuentan con agua potable.
El 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.
En noviembre de 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptó la Observación General N° 15 sobre el derecho al agua. El artículo 11 establece que “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”. La Observación N° 15 también define el derecho al agua como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico.
Podrán decirme que el camión pasa y llena los tanques de agua de las viviendas, grave error. El camión solo asa los días lunes, miércoles y viernes; es necesario  contar con una manguera, subir al techo y ayudar a cargar el agua; si llueve o existe un feriado esta tarea se suspende. La capacidad de los tanques de agua ronda los 500 litros, según datos oficiales es la cantidad de agua que consumen por día dos personas. ¿Notamos las incongruencias en estas cuentas?
Estamos agradecidos por la oportunidad de la vivienda propia pero es necesario poder acceder a las condiciones mínimas de habitabilidad.
Según la ordenanza municipal 1850 del año 1994, el estado municipal debe entregar las casas con los servicios básicos para el ciudadano (cloacas, electricidad, agua y gas natural), demarcación de los terrenos, etc..
Les invito a visitar cualquiera de las casas para que puedan observar que esto no se cumple, que no contamos con los servicios básicos, los terrenos no se encuentran delimitados, etc…
Los reclamos que realizamos son sencillos:
Red de agua potable.
Luminaria urbana.
Mayor seguridad.
Agrimensor para la mediación de los terrenos.
Terminación de los pozos resumideros.
Delimitación y mejor estado de las calles.
Que el camión recolector de residuos pase de forma diaria por todas las calles.
Sin más, doy por terminada la exposición a la espera de las preguntas y consultas de los ediles.

Comparte esta publicación con tus amigos.

Share on facebook
Share on twitter